Mi Laborum

“La peor entrevista de mi vida”

*Testimonio de un postulante

Durante todo el tiempo que duró mi entrevista supe que no iba a conseguir el puesto. El sujeto que me entrevistaba había perdido interés en mí desde el primer minuto. Luego de hacerme unas cuantas preguntas, volteó hacía su computadora y empezó a responder algunos correos.

Me quedé sentando, mirándolo sin decir ni una palabra. Sus dedos golpeando el teclado, era lo único que se dejaba escuchar en el ambiente.

Finalmente, se acercó a mí y me condujo a una sala con un escritorio, una hoja y un lápiz. Luego de 20 minutos, con la prueba ya terminada, seguí esperando en silencio a que alguien me diera las siguientes instrucciones.

Exactamente una hora después, mi entrevistador regresó por mí. “Oh… ¿Sigues aquí?”, me preguntó un tanto sorprendido.
Fue una clara indirecta de lo que ya sabía: no obtendría el trabajo. Y así terminó la peor entrevista laboral de mi carrera. Inclusive al recordarlo ahora, luego de siete años, me siento tan devastado como en aquel momento.
Pero la peor cosa acerca de mi peor entrevista es que los resultados fueron mi culpa. Parecía, al menos en el papel, que era el candidato adecuado, y por eso me llamaron, pero al presentarme en la entrevista, fallé en demostrarles cuán apto era para el puesto.

Aquí los puntos en los que fallé:

1. Estaba desesperado.

Obtener ese trabajo significaba mucho para mí. En realidad, obtener cualquier trabajo iba a significar mucho para mí. Estuve de freelance por algún tiempo y estaba ansioso por conseguir mi primer trabajo full time. Sea cual fuera.

Y ese era el problema.

Llegué a la entrevista con una actitud desesperada, y mi entrevistador lo pudo notar. A nadie le gusta sentir que la persona a la que está entrevista le da lo mismo trabajar en tu empresa como en un puesto de periódicos.

2. No tuve buenas respuestas.

Me prepare para responder preguntas sobre mí mismo y mi experiencia. Pero fallé en anticiparme y prepararme en preguntas sobre por qué quería trabajar en ese lugar. Por ejemplo:

• ¿En qué aéreas piensas que nuestra empresa es más fuerte?
• ¿En qué podemos mejorar?
• ¿Qué tipo de productos de nuestra empresa disfrutas más?
• ¿Por qué crees que el lugar donde estuviste como temporal no te contrató full time?

Traté de responder lo mejor que pude a esas preguntas, y a otras parecidas. Pero resultó obvio que no me informé sobre la empresa a la que postulé, ni pensé en cómo responder esa clase de interrogantes.

3. No tuve buenas preguntas.

En realidad, no tuve ninguna pregunta. Acuérdense, estaba desesperado, por lo que no me importó mucho preguntar sobre las funciones que el puesto requería.
Los entrevistadores juzgan las preguntas, de la misma forma que las respuestas, algunos inclusive dan más peso a las preguntas al evaluar candidatos. Las preguntas bien armadas demuestran que uno es curioso, conocedor y que está interesado en encontrar una buena posición. El no tener ninguna pregunta evidencia desinterés.

4. Aprendí la lección.

Luego de un mes de ese episodio, conseguí otra oportunidad en una empresa del mismo rubro.

Aún estaba desesperado por conseguir un empleo, pero no llevé mi ansiedad a la entrevista. En lugar, me enfoqué en las necesidades de la empresa con mi puesto, cómo podría aportar a ella y el por qué creía que esa empresa era el lugar apropiado para mí.

Pasé horas investigando sobre la compañía y fui capaz de hablar con seguridad sobre cualquier aspecto del negocio. Además, tuve una cantidad considerable de buenas preguntas sobre las funciones a realizar, la dirección de la empresa, el crecimiento del negocio, etc.

Luego de unas horas de haber sido entrevistado, recibí la llamada de mi entrevistador.

El trabajo era mío.

4 comments on ““La peor entrevista de mi vida”

  1. Cristian Valenzuela
    11 July 2012

    Muy buen post…recuerdo que hace 03 años cuando iniciaba mi vida laboral y necesitaba dejar de ser practicante pase por lo mencionado. Creo que haber cometido estos errores hacen que haya aprendido a no volver a “tropezar”

  2. DIANA
    13 July 2012

    GRACIAS, POR ENVIARME ESTE MENSAJE, ALGÚN ME SENTÍ ASÍ A PESAR DE HABER CONSEGUIDO EL TRABAJO EN OTRA EMPRESA PERO NO SABÍA CUAL HABÍA SIDO MI ERROR, AHORA QUE ESTOY EN BÚSQUEDA CREO SUPERAR MI ANSIEDAD

  3. Eliana
    14 July 2012

    A mi parecer, nadie tiene derecho a hacerte sentir mal en una entrevista.
    El tipo ése, sólo demostró su falta de educación y patanería.

  4. Ely Lop
    25 July 2012

    Gracias . Hoy me paso lo mismo y tuve mucha ansiedad que preferi no hacer el ridiculo y preparrame para una nueva oportunidad quiza piencen que las oportunidades son unicas .pero NO , CADA OPORTUNIDAD LLEGA A NUESTRAS VIDAS CON UN “POR QUE”….solo hay que estar preparados para decidir bien sobre ellas.
    .

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: