Mi Laborum

¿A quién te refieres?

Mi amigo Juan está buscando trabajo. Como ha estado bastante tiempo en una empresa del sector financiero, tuvo la suerte de que le presentaran hace poco a un conocido analista independiente y le pidió reunirse con él como parte de su estrategia de búsqueda.

Se encontraron en un café y conversaron sobre las tasas de interés, el boom de los préstamos personales y un par de temas más. Finalmente, una vez que se había asegurado de demostrarle cuánto conocía del sector y que era una persona de ideas innovadoras, comenzó a contarle un poco de su carrera profesional y le entregó una tarjeta diciéndole “si sabes de alguna empresa que requiera a alguien con mi perfil, no dudes en llamarme”.

Todo bien. Juan salió esperanzado de su reunión, llegó a su casa, prendió su computadora y actualizó su currículum, incluyendo entre sus referencias al mencionado analista. “Le va a dar más prestigio”, pensó, y no le faltaba razón.

Lo que no pensó es que semanas después, una persona de recursos humanos de una empresa estaría llamando al conocido analista a preguntarle por Juan. “¿Juan?, no, no lo conozco… ah!, espere, sí, ya recuerdo”, respondió, “me pareció una persona bastante enterada, pero la verdad es que nunca he trabajado con él, no podría darle mayores detalles”.
¿Qué ganó realmente Juan poniendo el nombre de un importante analista?, ¿fue, realmente, un punto a favor?

Las referencias que colocas en tu currículum tienen que ser pensadas con bastante detenimiento, no es un área para rellenar. Incluso, en algunos procesos, es vital la opinión que exprese la persona que pusiste como referencia tuya.

Entonces, ¿a quién poner?

Lo primero: tienen que ser personas que te hayan visto trabajar, y que puedan dar fe de cómo eres en el plano laboral y, de preferencia, que haya sido jefe tuyo, directa o indirectamente. Algunas personas cometen el error de colocar a un familiar como referencia o a un amigo. Esto da una mala impresión, pues el entrevistador puede creer que no hay ninguna persona en el plano laboral que pueda hablar bien de tu trabajo. Otros, como Juan, cometen el otro error de querer impresionar con las referencias y colocan al gerente general de la empresa, al cual con las justas vieron en un par de reuniones. Ahora, si es tu primer trabajo, lo más aconsejable es colocar como referencia a algún profesor tuyo que conozca tus aptitudes, o, en caso de que hayas hecho prácticas, a la persona encargada de ti.

Lo segundo: tiene que ser alguien que tú sepas que tiene una buena impresión de tu trabajo. Si saliste de un puesto porque tu jefe creía que te la pasabas todo el día viendo videos en You Tube, entonces no lo pongas como referencia, es mejor buscar otra persona, aunque no haya sido tu jefe directo, que conozca tus habilidades laborales. En ese sentido, es importante generar lazos en el trabajo en el que estés y siempre intentar que tengan el mejor concepto de ti.

Lo tercero: Si has pasado por varios trabajos, trata de poner una referencia de cada uno, de esa manera te asegurarás que el entrevistador sepa que tu conducta es constante y confirmará las virtudes que han mencionado las otras referencias.

One comment on “¿A quién te refieres?

  1. CRISTIAM
    28 March 2012

    Muy nutritivo y entre otras cosas es el dia dia de las experiencias de un ex empleado y ahi comento el blog,me gusto tiene mucho afan de sentido social y laboral.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: