Mi Laborum

Cómo renunciar y no morir en el intento

Resulta que luego de un par de entrevistas, finalmente te llamaron de ese trabajo que te entusiasmaba tanto.

 

De ese “otro” trabajo –aclaremos- porque tú aún no has comunicado tus planes de dejar el puesto en la empresa en la que laboras, y aunque estás de lo más entusiasmado por comenzar de una vez, hay un pequeño detalle del que te toca encargarte: renunciar.

 

Aunque parezca complicado, renunciar a un trabajo no tiene por qué ser una experiencia traumática si sabes cómo manejarlo. Por eso, el primer consejo para renunciar a un trabajo, es no hacerlo improvisadamente, sino planearlo y tener cuidado con los detalles, para no perjudicar a nadie ni dejar una mala imagen, recuerda que es muy importante dejar una buena impresión en cada empresa en la que colabores.

 

En primer lugar, redacta tu mensaje, piensa en la razón por la que te estás yendo y elabórala de manera que no ofenda ni culpe a nadie.

 

“Estoy muy agradecido con ustedes porque he recibido muchísimo de esta empresa, pero ahora me toca buscar nuevas metas en rubros o responsabilidades”.

 

Luego, cuídate de no hablar sobre tu partida antes de hablar con tu jefe directo, pues sería negativo que él se entere por otro lado. Reúnete con él en un momento en el que sepas que tiene disponibilidad y cuéntale que te vas. Ten mucho cuidado de hablar siempre con la verdad, no digas que te vas a estudiar al extranjero si te vas a la competencia, pues tarde o temprano lo sabrá y eso pesará sobre tu reputación. Explícale tus razones. Para eso, tendrás que tener claro cuáles son y pensar en si realmente no las encuentras en tu empresa, por ejemplo, si es por un sueldo más alto, evalúa si es que has dejado claro en tu empresa que tu sueldo no satisfacía tus expectativa; o si es por una responsabilidad más interesante, evalúa si alguna vez hablaste con tu jefe sobre cómo te sentías en el puesto. De este modo quedará más claro para él que tus razones son justificadas.

 

No aceptes o dudes de una contraoferta a menos que realmente te interese, pues estarías contradiciendo el discurso que has dado.

 

Deja muy claro cuánto tiempo más trabajarás –siempre trata de dejar un margen para que encuentren a un reemplazo- y qué responsabilidades dejarás cubiertas antes de tu partida, estate seguro de delegar el resto de manera que cuando te vayas no dejes sorpresas.

 

Recuerda agradecer a tu jefe, asegurarle que has aprendido en la empresa y aclarar si será él quien haga el anuncio oficial en Recursos Humanos, y cuándo, de manera que tú puedas enviar tu carta de renuncia.

 

…Y la actitud, ¡positiva! Tienes que transmitir y hacer entender que estás dando un paso positivo para tu carrera y no traicionando a nadie. Frente en alto.

 

One comment on “Cómo renunciar y no morir en el intento

  1. Nuduls
    16 November 2011

    Este articulo me cayo como anillo al dedo !!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on 8 February 2011 by in Ideas para ser una persona y un profesional exitoso.
%d bloggers like this: