Mi Laborum

Valor agregado

Tengo una amiga que tiene por norma en su vida estudiar algo todos los años, desde una maestría hasta un curso de dos meses de Excel. “Si no, ¿cómo me actualizo?”, me dice, y tiene razón. Y es que, en el plano laboral, hay pequeñas cosas que, en su momento, pueden marcar la diferencia.
Imagina, por ejemplo, que llega a tu oficina un documento de un cliente escrito por completo en inglés, y nadie más que tú lo puede leer; o que hay que enviar una propuesta que requiere ciertos conocimientos de diagramación, y solo tú llevaste un curso libre de Quark en la universidad. Ese “valor agregado” que tienes, puede marcar la diferencia en tu centro de trabajo, al momento de decidir ascensos, aumentos de sueldo o selección para asumir nuevos retos o recibir capacitación.
Por otro lado, ese “valor agregado” puede también marcar la diferencia en una selección laboral, siempre y cuando te encargues de hacerlo saber, tanto en la entrevista de trabajo como en el CV, de una manera sutil, pero firme. No se trata, tampoco, de dormir al entrevistador enumerando una serie de talleres y seminarios, ni colaborar con la deforestación de la selva escribiendo páginas de páginas de cursos en el CV, se trata de dejar claro que tú no eres uno más, se trata de dejar huella.
En la entrevista, por ejemplo, si bien tu objetivo principal debe ser demostrar que tienes las cualidades necesarias para el puesto, no está demás comentar otras virtudes tuyas (“manejo muy bien los programas X, Y y Z. Siempre me ha interesado la informática y por eso me he ido formando en eso”)  o algunos cursos interesantes que hayas llevado (“ya que me pregunta por cosas que haya aprendido últimamente, le comentaré que en el último taller sobre globalización al que asistí en Costa Rica, hubo una ponencia sobre…”).
Lo mismo en el CV: selecciona bien los “valores agregados” que quieras resaltar y asegúrate de llamar la atención del lector en la explicación que das del curso o capacitación que has recibido. Piensa primero cómo le explicarías a otra persona qué fue lo más importante que aprendiste y, en base a eso, redáctalo. Y si no tienes aún esa sana costumbre de la capacitación, comienza a buscar tu valor agregado, ¡nunca es tarde para empezar!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on 18 May 2010 by in Uncategorized.
%d bloggers like this: